Muchas veces, cuando nos han preguntado por el trabajo que hacemos en Seccond, la segunda pregunta ha sido: “Ah, Seguridad de la Información, ya, ya… ¿Y eso qué es?” Pues eso, que la información esté segura.

¿Y por qué tiene que estar segura la información? Pues, entre otras razones, porque vale dinero.

¿Y quién ha decidido que la información vale dinero? Fundamentalmente, las empresas privadas y los Gobiernos y sus entidades públicas. Y, seguramente, también muchos ciudadanos individuales.

Lo primero que tenemos que tener claro es que la Seguridad de la Información es “algo” que nos afecta a todos tanto en nuestro trabajo como en nuestra vida privada.

¿Cuánto valen tus fotos? ¿Cuánto vale tu dirección de correo electrónico? Pues lo que sea capaz de explotarlo económicamente una empresa de cualquier parte del mundo.

¿Y cuánto vale la información de una empresa? Aquí ya hay una variedad de casos que tiende a infinito, pero en gran cantidad de ellos, esa información vale mucho, muchísimo dinero. Tanto que ni tú ni nosotros podríamos llegar a imaginarlo.

Entonces la información tiene que estar segura porque vale dinero, ¿no? Si, pero no sólo por eso.

Consideremos la información de carácter militar: ¿vale mucho dinero? Podríamos pensar que no porque la mayoría de nosotros no compraríamos nunca esa información (básicamente porque no la entenderíamos y seguramente no sabríamos qué hacer con ella).

Sin embargo, todos vemos con claridad que esa información o la de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, puede salvar vidas si está correctamente protegida pero puede suponer la pérdida de vidas cuando no lo está y llega a quien no tiene que llegar.

¿Habría entonces alguien dispuesto a pagar por este tipo de información? Pues desgraciadamente, y como ya sabemos, sí (gobiernos, mafias, grupos terroristas, locos…). Por tanto la información, también en este caso, vale dinero. Parece difícil quitarle ese atributo a la información ¿eh? Si, porque la información es un activo (ya hablaremos de esto más adelante).

A lo largo de la Historia, el ser humano ha ido aprendiendo y desarrollando nuevas técnicas, nuevas capacidades, nuevas formas de hacer las cosas para vivir mejor y prosperar. No siempre lo ha documentado porque al principio no sabía escribir, pero sí sabía transmitir esos nuevos conocimientos de forma verbal y ya entonces podía tener inquietud por protegerlos.

Así, podemos decir que incluso en tiempos muy primitivos ya existía una cierta Seguridad de la Información, aunque fuera simplemente a través del secreto.

La Seguridad de la Información, por tanto, no es algo tan nuevo y tan desconocido para el hombre, ya que, efectivamente, le acompaña desde que empezó a pensar.

Iremos viendo en sucesivas entradas cómo ha evolucionado desde entonces.

Valora este artículo 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoraciones)

Loading...

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de Privacidad